lunes, octubre 12, 2009

GUAICAPURO Y LAUTARO "NO DESEABAN QUE SU MAÑANA SE OSCURECIERA..QUE LA NOCHE CLARA LLORARA LA MUERTE DE SU LUNA"AMABAN A SUS PUEBLOS Y LA LIBERTAD


Este 12 de Octubre quiero hacer un homenaje a todos los pueblos originarios de América y anhelo hacerlo, a través de una gran amiga y poeta venezolana, porque allí en nuestra hermana Venezuela, este día se conmemora con profundo respeto como el "Día de la resistencia de los pueblos aborígenes", nombre que me parece más significativo, digno y noble, porque hubo muchas matanzas y diezmaron a nuestros antepasados en nombre de la "evangelización y la iglesia", sometiendolos a la esclavitud , la tortura, la pérdida del derecho primero de los hombres y entregado a cada uno de nosotros por el creador: la libertad soberana y vivir en Paz.
Así como los chilenos tenemos a Lautaro, Caupolicán, Galvarino, así Venezuela a
Guaicaipuro
Trancribo para uds. la palabra de Milagros Hernández Chiliberti y su bello poema épico:

"Me he atrevido a escribir este cuadro de la historia, con el debido respeto a nuestras raíces indígenas que estuvieron poblando las tierras americanas, desde mucho antes de la llegada de los colonizadores (y TODAVÍA existen). Entre tantos pueblos aborígenes, voy a nombrar algunos grupos, cuyos nombres recuerdo: Mapuche, Aymara, Atacameño, Quechua, Colla, Rapanui, kawaskar, Yagán, Toba, Kolla, Inca, Azteca, Maya, Taíno, Chibcha, Yubpa, Guaraníe, Guaicurú, Ayoreo, Wiwa, Kogusi, Kankuamo, Nasas, Guambiano, Embera, Senú, Arahuaco, Wayuu, Caribe, Guajiros, Guaiqueríes, Teques y Caracas. Sin embargo, en el texto que presento sólo hago alusión a los dos últimos, cuyos asentamientos pertenecieron al casco centro-norte de Venezuela. "

GUAICAIPURO

(Poema histórico-narrativo)

En el año 1560,
dos tribus indígenas,
Los Teques y Los Caracas,
se han agrupado
y por voto popular
eligen su cacique grande.
Ciento ochenta días pasaron
desde que Guaicaipuro fue electo,
cuando comenzarona llegarle augurios malditos..
.Por las costas asomaron
gentes extrañas,
sus cuerpos

están tapados
por una consistente piel tejida
que no le laceran
dardos ni flechas…
Hombres pálidos
que arrasan
verdores y carnes
construyendo casas
trincheras, pozosy murallas.
Guaicaipuro no esperará
que irrumpan en sus tierras
no desea que su mañana
se oscurezca,
no desea que la noche clara
Llore la muerte de su luna...
Levanta su tribu en armas..
.para atacar
y asaltar con furia
los fuertes enemigos.
Sólo sus cuerpos y sus flechas
contra las armas de fuego…
y los intrusos los masacran.
Trascurridos siete años
evitan - en lo posible- la batalla…
pensando en tantos niños
y mujeres ya enterrados…
Sin embargo,
los cañones adversos
no se detienen
destrozan grupos
indígenas uno tras otro.
Los sudamericanos resisten
luego mueren…
Guaicaipuro decide
guarecerse en la montaña
y desde allí se convierte
en el infernal obstáculo
de los españoles que avanzan
y fundan la ciudad llamada
Santiago de León de Caracas
Un pálido capitán
con ciento ochenta soldados
decide buscar al jefe
y los rebeldes aborígenes
apostados en la montaña
en un refugio de palos,
que aguanta el ataque
durante muchas horas,
Finalmente los españoles
apelan al fuego,
obligando a los nativos
a salir, enfrentase
y encontrar la muerte.
El cacique grita
a los invasores:
¡Blancos cobardes y ladrones
se roban mi tierra sagrada
y se roban el fuego divino
para vencerme!
Arrojando una y otra flecha
se defendió
matando varios soldados
vociferando:
¡Aquí estoy,mátenme
para que con mi muerte
se libren del miedo
que siempre les causé!
Entonces su piel de aceituna
se tiñó de rojo
al ser atravesada por un proyectil,
rematándolo posteriormente.
Mientras agonizaba
habló sus finales palabras:
“Ven extranjero,
ven a ver como muere
el último hombre libre
de estos montes” .
Y la cabeza de Guaicaipuro
fue expuesta
como estrategia
de amedrentamiento.
El Orinoco rechinó al tocar el sol
el Apure salpicó las estrellas
y el Arauca remojó la luna
abandonando
por algún tiempo
sus lechos disecados,
sólo había lágrimas
para verter y beber.
Pero los venezolanos
renacen en sus luchas
con un nuevo Cacique:Yaracuy.
Porque el amor a la tierra,
la valentía y el arrojo
siempre retoñan
en cada rostro de América
y en cada idea de Bolívar
por la independencia...

©SorGalimMilagros Hernandez Chiliberti
Ingeniera de Sueños
Presidente Ejecutivo Colegiado UHE
Escritora..poeta venezolana

2 comentarios:

Milagros Hernández Chiliberti - SorGalim dijo...

Gracias, querida América, hermana del alma.
Es muy significativo en mi corazón, que un ser noble e iluminado como tú, me tome en cuenta con un detalle tan especial
TQM.
Dios te bendiga

Dulceagrio dijo...

Hola muy lindo tu blog, asi que nos conocimos? si mi padre es un buen poeta con lo poco que lo conosco me doy cuenta de eso.
también vivo en stgo.

Un abrazo para usted.