sábado, junio 20, 2009

JUDITH MARÍA COMPARINI BONI: LA TIA JUDITH



"Judith María Comparini, Boni, se ha dormido, está descansando junto a sus padres".. lo ha dicho el pastor que oficiaba la ceremonia en el funeral de la tía...

De la tía Judith¡.... de mi tía-madre, hermana menor de mi padre, que siempre estuvo presente en mi vida y que fue solidaria , generosa , valiente.
Hija de Ugo Comparini Piccioli y América Boni Alessandrini y hermana de Hugo, Amedea, José, Emilio, Héctor , Amadeo, Eugenio .
Conocedora de mi historia de vida, con sus bemoles y sostenidos, ella fue la madre presente,no la biológica, sino  la que me regaló la vida, para darle magia a mi vida (valga la redundancia),  proteger  la adolescencia de mi hija mayor y  ayudarla a salir de una grave enfermedad, o recibir con cariño a mi hija menor, para compartir con nosotras en los momentos que la vida nos dolía, o en la alegría. Para sentir, que ella existía, que yo SI tenía familia y hermanos ( mis primos) y que mi padre fenecido y su amor seguían viviendo en ella, en su sangre, en sus actos...mi madre siempre la quiso, la conoció de niña y antes de irse de este mundo, me pidió ir a verla y abrazarla...aún recuerdo su carita de satisfacción cuando la abrazó..y aún cuando mi madre estaba en el triste etapa del olvido y la amnesia, nunca olvidó a la tía Judith...y a Huguito, mi padre, su gran amor., expresándolo ese día ante una pregunta de la tía:
_"Jamás Judith lo olvidaré está aquí impreso en mi corazón hasta que muera, pegado como con cemento"
La tía fue mi madrina de matrimonio y el hada madrina de mis hijas, a ambas les hizo realidad sueños imposibles, me llamaba Ameriquita, como me lo han dicho aquellos que tanto amé y no están ( mis padres).

pero sería demasiado egolatría y narcisismo hablar solamente de su actitud frente a mis hijas y mía , aunque lo siento necesario destacar.

No puedo dejar de desconocer toda la labor que ella hacía como cristiana, como ser social, como ciudadana, frente a la comunidad.

Siempre estuvo involucrada en la causa del pobre, del que sufre, del que había que ayudar "ahora", aconsejar con honestidad, sacarlo del problema y revertir su situación...primero en un partido político, con camaradas afines a su postura cristiana, donde luchó valientemente, militó e hizo obras sociales silenciosas , pero productivas, en la ciudad de Los Andes, donde vivió con su esposo Darío y sus 6 hijos. (Judith María, Gilda, Darío Francisco,,Emma. Susana, Miguel Christian), muchos años Ella al igual que la nonna, tuvo 7 hijos y conservó 6.

Se vinieron a Santiago, con los hijos camino a la Universidad, pero el tío falleció tragicamente en un accidente, a los pocos años de estar acá y ella a los 48 años, se quedó viuda, , nunca más se volvió a relacionar con otro varón sentimentalmente, sola y enfrentada a la vida , siendo dueña de casa, pero una dueña de casa, que sabía de finanzas y organizar una familia numerosa, hacer cursos, asistir a reuniones cristianas, de su partido, cuando la política era más pura e idealista y buscaba solamente el beneficio humano, social, se dedicó por entero a sus hijos, algunos de ellos estaban aún o en la universidad y otros en la enseñanza media.
Era una emprendedora de tomo y lomo


Me contó en muchas oportunidades, que pensando y abocada a esa tarea, tomó decisiones rápidas, para enfrentar el tema sobrevivencia, educación y familia.

Al venirse de Los Andes, vendieron su hermosa casa, con plantas hermosas y cientos de recuerdos , en Santiago compraron otra grande y señorial casona en la calle Echurren, aledaña a la Alameda.

Con la pensión que le dejara su marido, se fue a comprar : 1 saco de harina, azúcar, huevos, margarina,levaduras manjar, etcs.

Segundo paso o primero, no lo recuerdo, conversó con un pariente italiano, que vendía hornos industriales,le explicó su situación y le pidió un horno "fiado", a lo que su pariente le concedió , admirado antes sus planteamientos y seguridad demostrada.

Ella era una "emprendedora" de tomo y lomo.
Había hecho un curso en Inacap de Pastelería y Repostería, condición que le fluía por la genética de su madre italiana, la nonna" la primera emprendedora de la familia".

Prontamente de su viudez, llegó con un saco de harina, y demases ingredientes, tomó el uslero, se paró frente al mesón y se puso a fabricar dulces chilenos y berlines, hechos con ganas, con amor, pensando en sus hijos, en sacar adelante a su familia, sin la ayuda de nadie, excepto su fé y en mantener el nivel al cual estaban acostumbrado , en la alimentación, en educación y salud.

Fabricó sus dulces, sus manjares , con sus manos de hada, experta en tortas, pan de pascua, pastas y exquisiteces , los horneó, rellenó de manjar, pastelera , frutas confitadas, aromas exquisitos.

Con sus delicadas, blancas y fuertes pulcras manos con las misma que estudió Modas y fabricó hermosos vestidos a sus hijas, ordenó y arregló esos manjares , espolvoreados de azúcar flor ,en un canasto grande de mimbre, donde antes colgaba sus hermosas carteras, puso el fruto de su trabajo repostero y tapó con albos paños.

Así decidida , esta empresaria en ciernes ,salió a la calle.

Esa mujer altísima, rubia, de ojos color miel, buenamoza, hermosa, de aspecto refinado y europeo, más linda que la Ingrid Bergman, (tenía una fotografía de su juventud , de ese estilo en sepia ) canasto bajo el brazo, sola, acompañada de su fé en Díos, de su fuerza, su amor y sus sueños, recorrió todos los negocios del sector aledaño a su casa : Alameda, Brasil, Echaurren, República, ofreciendo a los dueños de negocios, ya sea de repuestos de automóviles y otros rubros, sus productos caseros, bien elaborados y sanos...y con tan distinguida vendedora.

¿Qué pasó?...

Tal como ella planificó paso a paso, y había previsto, vendió , vendió y vendió...se levantaba a las 6:00 AM, todos los días a preparar su masas, a hacer fuerza con sus brazos, dejando su delicada columna de lado.
Con todo ese esfuerzo, además de organizar su casa y su famila, pagó el horno, y se compró una máquina sobadora, y ya no eran sólo pasteles, sino empanadas, las más ricas que he probado en mi vida, pan de pascua, hallullas, etcs....y se estableció después con un negocio de Amasandería en la calle Gorbea, cercana a su casa..

Esta mujer emprendedora, no sólo educó y se sacrificó mucho por sus hijos , sino a muchos de sus entorno.

Todos sus hijos crecieron, la mayoría salieron de la Universidad, a todos siempre protegió, fue una abuela maravillosa, una persona noble, integra y honesta, que formó a sus hijos en el amor a Cristo, y respeto al ser humano.

Sempre ayudó, apoyó a todos sus hijos:casados o solteros, era la Matriarca, la gran jefa del clan "Henríquez Comparini", y eso se sentía, cuando llegaban los 22 de Octubre y ella en el enorme comedor familiar,sentada a la cabecera de la mesa, recibía a sus hijos y nietos, que venían a celebrar su cumpleaños.
Con el tiempo se quedó con 2 de sus hijos, y su nieta mayor Gilda Gabriela , madre de su bisnieto Enzito y su nieta Pía Valentina, hermosa estudiante de arquitectura, seguidora de sus bisabuelos italianos .
Con sus hijos y nietos , se instaló con un almacén de abarrotes en la calle Echaurren, en plena época de la dictadura militar, por la que sintió un hondo pesar, pero ella era valerosa, aguerrida, no se dejaba amilanar, muchas veces, durante las protestas, abrió las puertas de su casa, para ocultar a los jóvenes estudiantes , perseguidos por el guanaco (carro lanza agua) y la autoridad.

Cuando venían con lumas y trajes especiales a detenerlos. Ella , hacía entrar a los adolescentes o muchachos a su casa, que se llenaba.
Cuando aparecía "la autoridad" y le exigía abrir las puertas de su hogar, muy tranquila e impertérrita respondía:

_ ¡No voy abrir la puerta de mi casa a nadie¡...Uds. caballeros "no saben con quién están hablando"..(como si ella fuese pariente de alguien importante de la junta militar).

_"y les puede costar el cargo"_

Cuando le manifestaban que había ocultado a los "subversivos", ella exclamaba.

_¡ Yo sólo le abrí la puerta a mis nietos¡_

¡Todos esos jóvenes que clamaban por la libertad y los derechos humanos eran sus nietos.!

Ella con su porte de dama y su firme actitud era "creíble " e "inspiraba respeto", por ello era capaz de parar a la autoridad y enfrentarse con serenidad, por lo que consideraba su deber y su conciencia ciudadana.

En esa época profesaba la religión católica, y en una oportunidad, su fé la llevó a la Iglesia de San Francisco, allí estaba en recogimiento orando, cuando las puertas del templo se abrieron bruscamente y entraron mujeres , hombres, niños, corriendo, a cobijarse de los golpes represivos y del guanaco.

Eran personas , que gritaban en plena dictadura por los Derechos humanos, por sus hijos, padre, hermanos desaparecidos. Los implacables hombres de casco entraron golpeándo y llevándose a muchos, o cuantos pudieron.

La tía se levantó, con toda su energía , arrancó a una mujer del brazo a un "ninya", que se la llevaba golpéandola, luego, los tomó y expulsó de la Iglesia, cerrando sus puertas y dicéndoles:

_"Este es el templo de Dios, aquí no entran Uds."_ y cerró el templo con los refugiados adentro y una vez más se enfrentó con valor, llevándo como insignia a Cristo, el amor al prójimo.

La admiré profundamente, porque no se si yo habría tenido el coraje de ella, para enfrentar tanto... salir a la calle con un canasto bajo el brazo a vender sus pasteles, ó a enfrentar la vida, la autoridad con el temple o como ella lo hizo.

Con el pasar de los años siempre siguió trabajando, ayudando a sus hijos en su negocio y siempre atenta a las necesidades de cada uno...de los seres que ella amaba o necesitaban su apoyo cariño a las personas que le contaban sus problemas, cuando ella estaba atendiendo el negocio...o haciendo realidad sus sueños:

Mi hija menor, ciudadana chilena e italiana, gracias a sus gestiones, conoció Italia y llenó sus retinas de fotógrafa , de la tierra del nonno, de mi abuelo fiorentino padre de la tía Judith.

Ella siempre tuvo grandes inclinaciones por la Biblia , talvez influída desde la infancia por la nonna, su religiosa madre, que estuvo a punto de profesar de religiosa en María Auxiliadora,antes del conocer a su marido itálico .

La tía con con el pasar del tiempo, se entregó a la Lectura y estudio de de la Biblia y abrazó la religión Adventista....continuó siendo un mujer de bien y recta, que ayudó a mucha gente y fue muy querida en sus barrio, cercana a sus hijos y sus nietos, bisnietos y sobrinos.

Cuando un coma diabético la postró en su cama, la cuidó con extrema solicitud, su hija Gilda, a quien considero y amo como una hermana , y también su hijo Darío _Pancho, hombre sensible y culto, de profesión actor, ambos la mimaban, la acompañaron siempre y vivian con ella.

Sus otros hijos la visitaban y sufrían al ver a una mujer que fue tan activa, y con tanta fuerza , embutida en su cama como una niña pequeña, que sonreía, y llamaba a su hija Gilda"mamá"... ella a su vez, con solícitos cuidado y mimos la llamaba "mi princesa..mi muñeca"..."mi muñeca Barbie" y se esmeraba en tenerla bien cuidada y cómoda.

Me dolía el corazón cuando la visitaba y siempre sus últimas palabras , cuando aún podía hablar: eran "no te vayas todavía"....
Me emociona recordarla, me emociona haberla amado y haber tenido el privilegio de conocerla, de su cariño, de sentir su amor verdadero y comprenderla como una hija.
 Cuando ella era más joven y recientemente viuda y me hacía confidencias o salía con ella, yo disfrutaba de sus singular humor y alegría, o su infinita comprensión para mí, como si yo fuese una hija más suya.

Siempre tuve miedo del momento de su partida, por mi historia de vida, soy muy frágil y sensible a las ausencias....
y me daba pánico cómo registraría su partida, sin embargo cuando la fuí a ver un día sábado ,mi hermana-prima Gilda me dijo que ella se estaba yendo, que ya estaba muy delicada, me acerqué y aún cuando respiraba, vi que ya no estaba allí, pero igual le agradecí su amor, su cariño, al hablarle entornó sus ojitos y me fui triste, pero resignada, que ella descansara... y pensando que aunque tuvo una vida de mucho trabajo y esfuerzo, fue una mujer feliz, alegre, divertida, agiornada, culta , anticipada a su época,entregada a su fe, a su familia.

La mañana del Lunes 8 de Junio, desperté a las 8:00 AM , porque sentí que andaba alguien en pantuflas en el comedor de mi casa y mi perra , se movía inquieta por la casa...entonces me levanté y supe que la tía, mi tía-madre se había ido...pasaron unos minutos y me me llamó Gildita, su nieta mayor, la primera nieta, la primera que recibió su gran afecto, su ternura.
Gildita se comunicó para confirmar su partida..y contrariamente, a lo que imaginaba, sentí un paz inmensa..una gran paz, como si la tía me hubiese dado esa calma en el corazón.

La ceremonia religiosa fue oficiada en la Iglesia Adventista y fueron muy hermosas las palabras del pastor, allí estabamos todos los que la amabamos, escuchando como él señalaba su vida, su bautizmo, su forma de ser y diciendonos "que ella dormía en paz junto a sus padres", que volveriamos a verla  después.. a encontrarnos todo:fue tan esperanzadora su oratoria.

Camino al cementerio, Parque del Recuerdo, evocabamos tantos y tantos momentos junto a ella....hubo palabras hermosas y de gratitud de sus hijos, del pastor .

Quise decir tantas cosas y no pude, un nudo apretaba mi garganta e imposibilitaba hablar, sin embargo, en el lanzamiento de mi primer libro de poesía, bastante años atrás, la invité y le hice un homenaje público a ella , afortunadamente, conservo fotografías de aquellos momentos felices.
Durante el funeral, mi hija mayor Pamela, pidió permiso para salirse del protocolo y decir algunas palabras, palabras llenas de sentimiento, de gratitud , para una mujer tan importante en nuestras vidas, al terminar con sus palabras mi hija expresó:"y tambien las papas sin sal".

Muchos sonrieron, yo no sabía a que se refería ella, después Gilda mi hermana_prima, me comentó que la tía siempre invitaba a mi hija mayor, ya profesional y madre, a comer "papas fritas sin sal"..y en estas charlas o conversaciones de tia abuela y sobrina nieta, afloraba el cariño, los buenos consejos y la sabiduría.

Cuando mi hija, hacía la observación que las papas estaban deliciosas..pero sin sal..la tía respondía "Pamela a veces hay que comer sin sal". Mi hija sabía a que se refería la tía en su metáfora, era una clave, un secreto personal de ellas ( la paciencia, la flexibilidad,la fé, la templanza, la esperanza).

Hoy, solamente, pude escribir esta página, sobre la amada tía Judith, pero se que me faltaron muchas cosas , para describir a esta bella mujer de sonrisa franca, alegre, buena para las bromas, valiente, agiornada y emprendedora, mil por ciento positiva , integra, confiable y buena....que fue mi tia-madre o mi madre tía, que me regaló, que nos regaló la vida..




1 comentario:

Eugenio Astudillo dijo...

Tuve la suerte de conocer a la señora Judith en la ciudad de Los Andes.Fui compañero de curso con Emma,conocí adempas a Judith y Dario. Que lindo ha sido saber de esta maravillosa familia después de tantos años...un saludo a todos ellos. Ojalá alguno me escriba.
Eastudilloleal@hotmail.com