viernes, agosto 17, 2007

¡QUE AFORTUNADA SOY¡


Si bien es cierto que no recibí tarjeta de mis amigos o amigos, parentela, que suelen enviarme cosas divertidas , entretenidas , hermosas e infinidad de cosas vía correo electrónico...pero en cambio recibí tanto amor, tanta emoción y tantas palabras llenas de ternura, cariño y gratitud de mis alumnas, que llegaron todos los días, según el Taller que correspondía, con regalitos , tortas, onces ricas, regalos sorpresas, flores, y esos abrazos sinceros que sostienen mi alma y reconfortan el corazón.

Al igual que el recuerdo de mis compañeras de trabajo del Centro de Salud Mental, que me prepararon un desayuno muy rico y con regalitos cálidos: un calefactor. (vivo reclamando por el frío )

Entonces recordé esa frase: " A veces por querer mirar el sol, nos olvidamos de lo hermosas que son las estrellas."

Y en verdad esas son las estrellas dulces y cálidas que hacen que mi trabajo tenga motivación y sentido.

¡Gracias a todas por ese amor tan lindo y puro que me entregan¡

Realmente soy muy muy afortunada y le agradezco infinitamente a la vida, a mi creador por realizar este trabajo en el cual no sólo puede entregar amor y capacitación, sino recibirlo con creces¡
Lo que es mucho decir para la época en que vivimos.

1 comentario:

pato dijo...

Felicidades !!!!
Un abrazo con muchísimo cariño !!