jueves, febrero 15, 2007

TRANSANTIAGO..NUESTRA MAS GRANDE PESADILLA


Oh Diós mío¡ ...Juro que puse mi mejor predisposición en encontrar todo lo positivo posible al nuevo sistema de movilización. En acaloradas discuciones con vecinos o conocidos, defendí la postura del gobierno, a nuestra Presidenta, que admiro, respeto y como si fuera poco la quiero por su historia de vida. Danzan en mi cabeza el desarrollo, el crecimiento del país .los beneficios de la tarjeta , uno de ellos evitar la muerte y asalto a choferes etcs., padres de familia. Hasta sin agradarme el deporte del balón piés , defendí al Bam_Bam; sin embargo, como soy empleada pública, separada , trabajadora de la Salud Municipalizada no tengo vehículo.( Lo tiene mi ex marido ) entonces mi triste realidad, es viajar en micro con el nuevo sistema. Afortunadamente vivo a 2 cuadras de mi trabajo; pero mis hijas, mis nietos,mis hermanos ,la familia en general, las casas comerciales, el banco, laboratorios, tiendas, el cine, hospitales, quedan lejísimo. No he podido pagar algunas cuentas, sin duda tendré que pagar intereses por la morosidad , también debo ir a buscar un rollo de fotografias de la graduación de mis alumnas, comprar en la farmacia lo que necesito , ir a buscar mis remedios, soy hipertensa , ...pero estoy bloqueada. Me da pánico enfrentarme a las colas, a subir y bajar de los microbuses, meterme en el metro, en medio de una avalancha de gente. Mis rodillas duelen generalmente, tengo más de 60 años. El lumbago suele atacarme sin piedad y de improviso cuando me paro bruscamente o estoy mucho de piés, las venas se dilatan. En el pasado ,he tenido algunos accidentes, uno de ellos caer de un microbus tiempo atrás. Todo ellos constan en la ACHS.. ..Mis tobillos fracturados y parchados me lo recuerdan y reclaman . Eso que dentro de la 3ra. edad soy más jóven, estoy en la primera etapa. Tengo en verdad -verdad pánico. Estoy bloqueada. Pienso con terror en el més de Marzo cuando empiecen las clases. Sinceramente me siento como una marioneta, que ha sido obligada a un sistema que no pidió...siento la misma angustia que cuando aparecían los bandos en la época de la dictadura y uno se aterraba de salir y no cumplir. Mi mejor amiga comcertacionista, me repetía, siento como que hubo un terremoto, que estamos en una emergencia. Si todo ésto me pasa a mi, me pregunto ¿ como se sentirán los abuelos, los discapacitados, las embarazadas, los escolares, sobretodo los más pequeños, las mamas que llevan sus bebés a la sala cuna y no tiene vehículo, las trabajadora y trabajadores jefes de hogar que deben cumplir con un horario, los patrones , muchos no aceptan disculpas. Cómo sortearán en medio de la multitud sus colaciones....y los que se meten en los bolsillos ajenos ¡no se habrán hecho la América? (me carga esta expresión) ¡Díos estoy sinceramente bloqueada. ¡ Vivo en un país que me cambiaron y se supone que para mejor...estoy y sigo bloqueada ¡

1 comentario:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Me niego a aceptar que son los costos del desarrollo.
Siempre debe pensarse en los más necesitados.